Sobre la dieta parlamentaria

A raíz de la idea de Giorgio Jackson y Gabriel Boric de bajar la dieta parlamentaria desde esta tribuna declaró mi oposición rotunda a tan mal pensada propuesta.

A buenas y primeras es fácil poder declarar que se requiere que se bajen las dietas parlamentaria, ya que (y muy lamentable)  mucha gente tiene ingresos varias veces inferiores,  que los parlamentarios en ejercicio, suena muy bien para la galería, pero también tiene mucho de populismo.

Bajar la dieta parlamentaria es hacer simplemente un favor a la derecha, a las élites políticas y económicas y a los grupos de poder del país.

Por ejemplo un parlamentario UDI, ¿usted cree que se quiere convertir en representante del poder legislativo por la remuneración que percibirá? Imposible es cosa de ver la cantidad de recursos que gastan en las campañas políticas, recursos que jamás van a recuperar ni con el sueldo, ni con la devolución por voto.

Los miembros de estos grupos buscan estar en el Congreso simplemente para regular las leyes, complacer y cuidar los interese de los grupos económicos que representan mediante el Lobby y otros mecanismos o simplemente favorecer a negocios propios o familiares. Si de ellos dependiera podrían estar en el Congreso sin necesitar de ninguna remuneración.

En contra posición un profesional sin mas armas que sus propias competencias que ha invertido años de estudio, desarrollo de carrera y experiencia profesional, fácilmente puede alcanzar en el sector privado remuneraciones más altas que en el parlamento y esto provocaría que estos últimos encuentran más atractiva la vía privada que el servicio público, más que mal uno quiere el mejor pasar posible para uno y su familia, por mucha vocación utópica y de servicio a los demás que se tenga, una buena remuneración evita que se este mirando para el lado.

Si bajan la dieta parlamentaria con el tiempo solo provocaran que las élites ocupen los cargos parlamentarios, tomando la decisiones por un pueblo no representado, un despotismo.

Siempre me ha dado risa frases como “Socialista y con auto” o “De izquierda y con ropa de marca” simplemente son estupideces dichas por sectores que quieren mantener la polaridad social o ignorantes, que se tenga una ideología u otra no te obliga a estar en la miseria al contrario y en el peor de los casos si no estas criticandolos desde dentro solo te tildan de “RESENTIDO” lo que realmente es “INDIGNADO”.

Para que la asignación de dieta parlamentaria sea correcta y justa, si quieren pueden aumentarla al doble, pero debe ser entregada mediante cumplimiento de metas propias de las responsabilidades del poder legislativo, Ej: Presentación de proyectos, visitas a terreno, fiscalización, asistencia al congreso, participación en las sesiones, etc. Donde los que realmente cumplan con su trabajo puedan acceder a una remuneración completa y que evite la corrupción.

Todo esto lo digo sin tener intereses ni en partidos políticos, ni cargos públicos solo la opinión de un ciudadano de común.

Y sobre las bajas remuneraciones del común de los ciudadanos, favor implementen medidas que permitan a las personas estar mas capacitadas para acceder a otras oportunidades.

Giorgio y Gabriel ojala puedan reformular su planteamiento.

@rjarpa