Transgénicos: a propósito de la ignorancia del Ministro Mayol



SIMPLEMENTE IMPRESENTABLE PARA UN MINISTRO DE ESTADO, EL MINISTRO DE ESTADO DEBE VELAR POR EL PAIS NO IR A HACER NEGOCIOS Y DEFENDER LOS INTERESES COORPORATIVOS DE GRANDES EMPRESAS

Mientras Perú, Bolivia y nueve países de UE prohíben los transgénicos el Ministro Mayol los impulsara basado en mitos y fantasías de la industria.

Anoche el Ministro de Agricultura, Luis Mayol, señaló en CNN que los cultivos transgénicos eran solicitados por los pequeños productores de maíz. Adicionalmente, señaló que la producción de transgénicos disminuía costos, uso de pesticidas y mejoraba los rendimientos. Cuando le preguntaron por la contaminación genética, señaló que no estaban acreditados los daños a la salud de las personas (?).

La misma noche en que era entrevistado Mayol en CNN se presentaba un estudio de la erosión y contaminación genética de los maíces nativos de Latinoamérica, incluido ciertamente Chile con 93% de erosión genética y varios casos comprobados de contaminación genética en maíces. Sí, eso mismo que el señor Mayol a la misma hora decía que no existía y sin que le diera siquiera un poco de vergüenza.

Después de más de una década de estudios independientes que demuestran exactamente lo contrario a lo que señala el Señor Mayol, uno se pregunta legítimamente ¿cómo alguien con ese nivel de desconocimiento puede ocupar un cargo de esa importancia para el país? ¿Cómo se elijen este tipo de personas? ¿Cómo llegan ahí? ¿Tendrá esto algo que ver con el 23% de apoyo a la gestión del Presidente Piñera?

Cuando Luis Mayol era presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura, yo mismo fui a dejar a su oficina documentación científica sobre los bajos rendimientos de los cultivos transgénicos, sus daños al medio ambiente, a la biodiversidad y antecedentes del drama social que acompaña este tipo de cultivos en todo el mundo. Está claro que nunca los revisó, y lo más seguro es que ni siquiera los haya ojeado.

Suerte, suerte, es con lo único que contamos sobre su gestión, porque sobre sus conocimientos, basados en el marketing y las fantasías de la industria de los transgénicos, no podemos contar.

fuente: chile-sin-transgenicos

Mas informacion